12 de enero de 2012

Cazando Lagartijas


Música para carretera, para soñar, viajar y vivir. Son pocas las bandas que lograr hacerte sentir algo mágico, que te vuelven a la niñez, que te muestran otro mundo.

Eso logra Niño Cohete, dan ganas de echarse en la alfombra y jugar, comer cupcakes y tomar jugo de fruta natural. Que buen panorama! una tarde con los cohetes no tiene comparación.

Vean este pequeño concierto en vivo, no se arrepentiran de ver el lindo ambiente que logra esta banda, lo mejor de nuestra ciudad y directo al estrellato.

0 comentarios:

Publicar un comentario