20 de noviembre de 2012

Dónde y Qué #3



Hasta ahora en esta sección he subido sólo comida rancia y rica, eso no quiere decir que lo coma todo el tiempo. Pero la mayoría de los días después de almorzar me dan ganas de comer un dulce, aunque sea un pedacito.

Papas fritas como siempre porque son mi debilidad, eso sería lo más rancio en mi dieta. Si que prefiero recomendarles que se motiven con cosas más sanas. Sobre todo en esta época que podemos hacer deporte o alguna otra disciplina agradablemente.

Aunque definitivamente, este lugar y esos berlines son la combinación perfecta. 

2 comentarios:

Carol Gómez dijo...

Yo igual no puedo no comer algo dulce después de almuerzo!!! es terrible!

Camila Espinoza dijo...

Es una debilidad del terror!! jajaja

Publicar un comentario